El primer curso de oratoria con metodología continua para discursos de liderazgo

1.png

A ningún buen pianista se le ocurriría aprender una sinfonía preguntando por los TIPS de la música. ¿Por qué tu discurso requeriría menos dedicación? 

No es cierto que hay trucos para que dejes de estar nervioso/a en el atril. Al Pacino vomitaba antes de salir al escenario y muchos presentadores famosos norteamericanos de TalkShows han aprendido a convivir con lo propio del liderazgo. El trabajo de un orador está en la oratoria y su interpretación. En el texto, la filosofía, sociología, la música, el arte y la ciencia. Olvidemos, al margen de todo esto, qué pueda estar pasando. Eso es el trabajo de un orador y todo lo de menor rango, se solucionará solo.

Queda todavía un buen camino hasta que seas capaz de salir sin notas al escenario. Si te tomas el trabajo con rigor, aprende una metodología, confía en ella y llévala hasta el final; como suelo decir, un buen orador/a no tiene nunca un plan B.

Si quieres iniciar ya tus clases ponte en contacto con nosotros y pide tu cuaderno de estudio. A partir de que lo tengas, te ayudaremos a dar los primeros pasos. También puedes empezar primero con el cuaderno y luego meditar tranquilamente cómo quieres continuar.

Quiero ya el cuaderno

de trabajo.